Seguro que sabes de lo que hablo cuando te digo flemón, quizás te suene algo menos absceso dental, pero es el nombre «técnico» de esta afección dental.

La mayoría de las urgencias que recibimos son flemones. El paciente viene con mucho dolor y un lado de la cara inflamado en mayor o menor medida.

Más adelante te echo la charla sobre ésto, de momento, toma nota de por qué sale y cómo tratarlo.

¿Qué es el absceso dental o flemón?

Es una infección bacteriana que provoca inflamación en la encía del diente o la muela acompañado de un depósito de pus.

¿Por qué sale el absceso dental o flemón?

El absceso dental puede aparecer por alguna de estas causas:

  • Caries no tratada a tiempo
  • Enfermedades periodontales
  • Golpe en un diente

¿Y cuándo acudimos al dentista?

Cuando nos duele a rabiar y tenemos una bola como una pelota de tenis en la cara.

Síntomas

  • Encías hinchadas y rojas
  • Dolor fuerte
  • Fiebre
  • Mal sabor de boca
  • Hinchazón en la cara (mandíbula)
  • Un bultito rojo en la encía, que segrega pus

Los síntomas son variados y os puedo asegurar que no aparece uno nada más, soléis venir con muchísimo dolor, la encía hinchada, la hinchazón en la cara

Pero es lo que tiene esperar a ir al dentista cuando se debe, que al final, de una manera u otra, tiene sus consecuencias.

Y ya no solo el dolor y la inflamación, es que si no se cura, si no acudimos al dentista, al final, la infección se va comiendo el hueso de nuestra mandíbula. Así como os lo cuento. Se lo come.

No sería el primero que después de haber sufrido varios episodios de flemones, descubre que tiene quistes debido a la pus no eliminada, o una pérdida de hueso.

¿Qué consecuencias tiene esto? pues que un tratamiento de implantes por ejemplo, necesite de injerto de hueso, o una simple extracción se complique al tener que eliminar un quiste adherido a las raíces de un diente o muela.

Pero yo es que no voy a necesitar implantes …

Ya ya, ojalá que no, pero si no te cuidas la boca, puedes perder alguno de tus dientes y entonces te acordarás del flemón y de este post.

Tratamiento:

  • Existen remedios caseros para el absceso dental  como el ajo, el aceite de coco, enguajes de agua y sal, etc
  • Y por supuesto, los antibióticos.

Pero no vale con tomarse el antibiótico el tiempo que os diga el odontólogo y como ya no duele me olvido. No. Si ahí ha habido una infección, es porque algo está mal, por lo tanto, hay que tratarlo.

Os digo esto porque generalmente, a los pocos días de tomar el antibiótico, el dolor desaparece (que no la infección), y muchos no vuelven a clínica a solucionar el problema. Hasta que al poco tiempo, aquel flemón vuelve a aparecer y vuelta otra vez con la hinchazón, el dolor a rabiar, etc.

El absceso dental no se cura solo

Así que ya sabéis, si notáis las primeras molestias de dolor en la encía, si veis que os está saliendo un pequeño bultito, no lo dejéis y acudir cuanto antes al dentista.

Esto también se aplica a los niños, que también pueden sufrir abscesos dentales, al menor síntoma, al dentista.

Imagen:
Diseñado por Freepik