La caries ya sabemos que es una enfermedad ocasionada por una bacteria que afecta a nuestros dientes, y desde bien pequeños, debemos tener un buen hábito de higiene dental para que esta dichosa bacteria no ataque nuestros dientes.

Está claro que la buena alimentación es un factor más que importante e indispensable ya no solo para estar sanos en general, si no para que nuestros dientes, se formen correctamente. Por eso es tan importante que desde el momento de la gestación, la madre se alimente correctamente tomando proteínas, vitaminas C y D, calcio, fósforo y flúor y posteriormente mediante la lactancia, le proporcionará al bebé todos los nutrientes necesarios para una buena nutrición.

Pero queremos saber, ¿qué alimentos son mejores y peores para ayudar a cuidar nuestros dientes?

alimentos que ayudan a cuidar dientes

El azúcar, ese demonio blanco que nos pica los dientes…. Siempre nos lo han dicho ¿verdad?

El azúcar es sinónimo de caries, pero no solo el azúcar en forma de gominolas, los zumos y bebidas gaseosas tipo refrescos también llevan una buena porción de esta sustancia y por lo tanto también ataca a nuestra salud dental.

Aquí hay una relación muy estrecha entre la cantidad de azúcar que se consume así como la frecuencia con la que se toma, lo que determina el aumento de caries y los problemas dentales. Cuanto más consuman, más posibilidades tendrán de sufrir caries.

Hay multitud de imágenes con el equivalente de azúcar que lleva cada bebida, mirad:

alimentos que ayudan a cuidar la salud dental

El zumo que le ofrecemos a nuestros hijos no está exento de azúcar, y entonces ¿qué alimentos podemos ofrecer? ¿cuáles son los más recomendables?

Alimentos saludables

El agua

El agua es el mejor hidratante y el más sano que existe. Ayuda a eliminar toxinas, hidrata las encías y ayuda a neutralizar las bacterias de nuestra boca. Por eso, uno de los trucos que ya comenté en el post de Por qué hay que esperar 30 minutos a lavarse los dientes, enjuagarse con agua después de comer, ayuda a equilibrar el Ph de nuestra boca.

El queso

Si, aunque te deje sensación de “plasta” cuando lo comes, ayuda a nivelar el Ph de la boca, estimula la producción de la saliva y reconstruye el esmalte dental. Y ni qué decir tiene que es rico en calcio y fósforo que ayudan a tener una buena salud en nuestros dientes.

La manzana

Esto seguro que lo sabías, de pequeños siempre nos decían que comer una manzana a bocados era buenísimo para nuestros dientes y es verdad. Al contrario que la leyenda de las vitaminas del zumo que se van si no te lo tomabas rápido, comer una manzana con cáscara ayuda a disminuir la caries gracias al antioxidante natural que tiene llamado polifenoles.

Té verde

Esta bebida es para nosotros, los mayores más que nada por el contenido en teína que si no queremos que nuestros hijos se nos pongan más nerviosos de lo normal, debemos limitar estas sustancias así como la cafeína.

El té verde contiene catequinas, un antioxidante polifenólico el cual además tener una actividad anticancerígena reconocida,ayudan a matar las bacterias de la boca disminuyendo así las posibilidades de sufrir caries. Su consumo debe ser moderado (2-3 tazas al día) ya que un exceso podría darle la vuelta a la tortilla y perjudicarnos más que beneficiarnos.

La cebolla, el perejil y el apio.

La cebolla contiene sustancias anti-bactericidas, el perejil neutraliza el mal aliento y el apio estimula la salivación y ayuda a limpiar los dientes.

El kiwi

Así como cualquier fruta rica en vitamina C ya que ayuda a mantener el colágeno de nuestras encías y así evitamos las enfermedades periodontales (gingivitis, periodontitis…).

alimento sano

Alimentos NO saludables

El azúcar, este es el primero de la lista, y como habéis visto arriba está presente en muchísimas bebidas y productos que consumimos habitualmente. Su consumo debe ser limitado y el mejor azúcar que necesita nuestro cuerpo es el natural, el que proviene de las frutas por ejemplo.

Hidratos de carbono refinados con almidón como por ejemplo las patatas fritas, dulces industriales y el pan. Si si, el pan también ya que su consumo abundante acaba dañando la placa dental.

El café y el vino son dos bebidas  que manchan nuestros dientes requiriendo después tratamientos específicos para devolver al diente su color natural.

Los alimentos ácidos como los pepinillos o el ketchup al que además añaden azúcar, así que la mezcla es explosiva en cuanto a proliferación de bacterias que ocasionan la caries.


 

Por lo tanto y conociendo qué alimentos no son amigos de nuestros dientes, podemos restringir su consumo y cambiarlos por otros muchos más sanos.

Por ejemplo, en vez de darle un zumo a nuestros hijos, podemos ofrecerles un trozo de fruta, manzana, naranja, kiwi…

En vez de tomar un refresco, podemos beber agua natural, mucho más sana. Por supuesto, después de cada comida, limpiarse los dientes durante al menos 2 minutos y utilizar hilo dental en el último cepillado del día.

Si te ha gustado el post, compártelo. Además te dejo una infografía para compartir más fácil

cuidar nuestros dientes