Hemos hablado en varias ocasiones de cómo debe ser el cepillo de dientes, cuánta cantidad de pasta hay que echarle, sabemos que debe secarse al aire, nada de capuchones y por supuesto, que no entre en contacto con otros cepillos ni se comparta.

Pero hasta ahora, no os había explicado cómo limpiar el cepillo de dientes y es algo importante y necesario dado que es nuestro instrumento de limpieza bucal y ponte a pensar, el cepillo de dientes se utiliza en el baño. No quiero ponerme en plan escatológico, pero todos sabemos que ahí se concentra la mayor parte de las bacterias (fecales entre otras) de toda la casa. Por lo tanto, deberemos tener en cuenta que debe estar limpio antes de usarlo y en este post, vamos a descubrir cómo.

limpiar el cepillo de dientes

Limpiar el cepillo de dientes

Seguramente cuando terminas de cepillarte los dientes, aclaras el cepillo debajo del grifo y lo dejas en su sitio para que se seque solo al aire. Pues bien, lo suyo es desinfectar el cepillo una vez  a la semana además de aclararlo bien después de cada uso.

¿Cómo hacerlo?

Agua y vinagre

Después de usar el cepillo de dientes, ponlo debajo del chorro de agua caliente y acto seguido colócalo en un recipiente con vinagre blanco durante 2 horas aproximadamente. Después aclara el cepillo con agua fría y deja que seque al aire libre. Con este desinfectante natural, mataremos todas las bacterias que pueda tener el cepillo.

Vinagre y bicarbonato de sodio

De nuevo el vinagre blanco se convierte en nuestro aliado para la desinfección del cepillo de dientes. En esta ocasión, vierte en un vaso 2 cucharadas de vinagre blanco y otras 2 de bicarbonato de sodio. Mezcla bien e introduce el cepillo dentro.

El bicarbonato de sodio es un desinfectante eficaz y si lo juntamos con el vinagre blanco, la combinación es muy efectiva.

Ojo, os recuerdo que el bicarbonato al igual que el carbón activo son productos naturales que erosionan el esmalte dental, no los utilicéis como pasta de dientes.

Desinfectantes específicos

Estos desinfectantes especializados se venden en farmacias y en algunas grandes superficies. Son desinfectantes en frío y se utilizan generalmente para desinfectar prótesis dentales y férulas de descarga y retenedores de ortodoncia. Se puede utilizar una vez cada 15 días.

Agua hirviendo

Más sencillo todavía si no tienes vinagre blanco o bicarbonato de sodio: utiliza agua hirviendo.

Con dejar el cepillo durante unos 2 minutos en un vaso con agua hirviendo es suficiente para limpiar el cepillo de dientes. Después debes enjuagarlo en agua fría y listo.

Colutorio

Otra forma de mantener tu cepillo de dientes limpio y desinfectado es utilizando tu colutorio habitual.

Introduce el cepillo de dientes durante una hora en un recipiente con el colutorio que normalmente uses ( puede utilizarse colutorio con clorhexidina) y semana tras semana conseguiremos eliminar definitivamente las bacterias que pudiera haber.


Como habrás visto, es realmente sencillo limpiar el cepillo de dientes, pero además de la limpieza, hay una serie de consejos que debes seguir para que tu cepillo esté perfecto durante los 3 meses de vida que tiene. Si , 3 meses. Ese es el tiempo de duración de los filamentos en estado óptimo para la limpieza de los dientes. Si has estado con algún proceso infeccioso o vírico, deberás cambiarlo antes.

Pero como sé que os gusta que os lo explique al detalle, aquí van los consejos de mantenimiento del cepillo de dientes:

Consejos para mantener el cepillo de dientes

  • Debes enjuagarlo bien después de su uso. Retira los restos de pasta de dientes de entre los filamentos.
  • No lo tapes, déjalo secar al aire libre y de manera vertical
  • Evita el contacto con otros cepillos. No favorezcamos un «pása la bacteria» de un cepillo a otro 😉
  • Desinfecta tu cepillo una vez a la semana. Los truquillos para hacerlo los tienes más arriba.
  • Cambia tu cepillo cada 3 meses o antes si has estado enfermo o con un proceso vírico como por ejemplo con un herpes.
  • Y por supuesto, no compartas el cepillo de dientes. Y siempre que digo esto me acuerdo de un trozo de una novela que leí hace unos años en la que la chica le cogía el cepillo de dientes a su chico y lo utilizaba ella. ¡Puaj! En fin…que me desvío del tema, no me leí el resto de libros de esa historia.
Conclusión

El cepillo de dientes es nuestro instrumento de higiene dental y debe estar en perfecto estado. Límpialo después de cada uso y desinféctalo una vez a la semana.

Con estos consejos básicos y sencillos, tendrás un cepillo de dientes perfecto para usarlo.

cuidar cepillo de dientes

Comparte la infografía 🙂

¿Desinfectas tu cepillo de dientes?, ¿conocías estos truquillos caseros para hacerlo?