Cuando llevamos ortodoncias, no solo debemos preocuparnos por conseguir un resultado final que nos deje satisfechos.
También debemos pensar en el tiempo que la llevemos puesta, pues se trata de un proceso en el que debemos colaborar, especialmente en el mantenimiento de la misma. Hoy queremos hablar de su limpieza.
Y es que mantener limpia la ortodoncia nos permitirá gozar de una mejor salud dental durante todo el proceso y una vez se haya terminado. Utilizar los mejores productos, como cepillos, pastas de dientes o un irrigador dental de calidad es fundamental para su lavado. Vamos a ver una sencilla guía para que la pongas en práctica.

como limpiar los aparatos de ortodoncia

5 consejos para limpiar tu ortodoncia correctamente


Trata de evitar los alimentos pegajosos

Seguro que tu dentista ya te lo ha dicho, pero debemos ponerlo como primer consejo en esta lista. Lo mejor para que la ortodoncia esté limpia no es limpiarla más, sino ensuciarla menos. Por lo tanto, cualquier alimento que pueda dejar restos nos va a provocar molestias, irritaciones, mal aliento u otras enfermedades.
Chicles, caramelos o cualquier otra sustancia gomosa puede tener un resultado nefasto en tu ortodoncia, al igual que las bebidas con gas o los zumos cítricos muy ácidos. Intenta modificar un poco tu dieta para seguir disfrutando de la comida sin poner en peligro tu tratamiento.

No fuerces la ortodoncia


Las ortodoncias fijas están preparadas para que cualquiera pueda comer con ellas, y prácticamente cualquier cosa. Pero si podemos suavizar el daño al que se exponen, mucho mejor. Palomitas de maíz, turrón, frutos secos… Son potenciales enemigos de tus brackets y pueden hacerle perder el cemento que los une a tus dientes.
De la misma manera, hábitos como morder la punta de los bolígrafos, las uñas u otros objetos pueden debilitar la ortodoncia. Lo mismo ocurre con bocadillos o cualquier comida que te vayas a comer a bocados: siempre es mejor cortarla antes para no forzar el tratamiento.

Lleva su estuche siempre contigo

Cuando llevamos una ortodoncia removible, nuestro dentista nos habrá dado una cajita donde podamos guardarla
tanto en casa como cuando salgamos a comer a algún sitio. Puede que se te olvide alguna vez, pero trata de acostumbrarte a llevarla siempre encima para evitar que se ensucie tu aparato.
No sería la primera vez que, al guardarla en una servilleta o pañuelo, un camarero se lo lleva por equivocación; o se rompe al guardarlo en el bolsillo de un pantalón. Estas ortodoncias se fabrican con una resina que aguanta bien la presión, pero no son tan flexibles como para soportar algunas posiciones extremas.

Prioriza la higiene


Nunca vas a pasarte de escrupuloso, de verdad. Piensa que la ortodoncia tendrás que llevarla durante gran parte del día dentro de la boca, por lo que cualquier foco de infección puede introducirse en tu organismo por una vía muy rápida.
Es imprescindible que mantengas la ortodoncia en el mejor estado posible, y que acudas a tu dentista si tiene alguna fractura o defecto, ya que podría empeorar. También debes cuidar la higiene bucal para que todo vaya según lo previsto.

Dedica unos minutos al día a la limpieza de tu ortodoncia


Como decimos, la limpieza del aparato debe ser parte de tu rutina diaria, al igual que lo es el cepillado de dientes.
Utiliza un cepillo especial (no el que utilizas para tus dientes) y ten cuidado con la manipulación de la ortodoncia, puede sufrir daños si te despistas.
Realiza una limpieza profunda al menos una vez al día, y así mantendrás la ortodoncia en perfecto estado durante más tiempo y hará sus funciones de la mejor manera.

Cómo limpiar una ortodoncia invisible


Para tus alineadores invisibles, no tardarás más que unos minutos en limpiarlos, por lo que te recomendamos que adquieras este hábito y lo pongas en práctica cada vez que te laves los dientes.
Empieza por enjuagarlos con agua tibia, para después cepillarlos con un cepillo de cerdas suaves y un poco de jabón, con movimientos circulares y por toda su superficie. Enjuágalo de nuevo para que no queden restos de jabón.
Una vez listo, inspecciona cada zona de manera exhaustiva, para detectar si existe algún cúmulo de sarro, en cuyo caso lo mejor será sumergir el alineador en una solución para dentaduras postizas.

Cómo limpiar aparatos de ortodoncia removibles


Una de las opciones para limpiar las ortodoncias removibles es utilizar desincrustante o pastillas efervescentes, de la misma manera que te utiliza para las dentaduras postizas. Solo necesitarás un vaso con agua y una de estas pastillas, dejándola actuar durante unas horas, y estará limpia y desinfectada, lista para usar.
Debes tener en cuenta, además, que las ortodoncias removibles pueden acumular sarro en su interior, algo que debemos eliminar para evitar infecciones y otros problemas. Lo que puedes hacer es sumergirla en agua con vinagre durante algunas horas y se eliminará. Eso sí, luego es importante que la enjuagues bien y la termines de limpiar con pasta con flúor.