Si, te voy a dar la fórmula mágica para perder el miedo al dentista…. bueno, va, tanto como fórmula mágica no, pero unos cuantos tips si.

miedo al dentista

 

Debido a mi trabajo, escucho muy a menudo, comentarios tipo:

«Es que tengo miedo al dentista, me va a hacer daño, nunca he ido al dentista , me dan mareos, no soporto el olor…»
Vale, no digo que el olor puede llegar a ser algo desagradable. Créeme que cuando trabajas en una clínica, no lo hueles, pero la gente, los pacientes, si que relacionan ese olor con el dentista y el dolor. Pero dolor ¿por qué?

Las claves para superar el miedo al dentista

Dentofobia u odontofobia es el término para este miedo y algunos pacientes, el solo hecho de llamar por teléfono para informarse, ya les pone nerviosos.

-Buenos días ¿en qué puedo ayudarle?-

-Si mire…es que yo no he ido nunca al dentista ¿sabe?-

(Imaginaos mi cara al hacerme una idea de cómo puede estar esa boca….)

– Aja, ¿quiere que le de cita?-

-Uy no se, espera espera..-

(Como si por darle una cita le fuera a hacer algo ya de por si…)

-Bueno, no se preocupe, venga, le echamos un vistazo sin compromiso y …-

– Pero es que tengo pánico al dentista…¿vosotros hacéis daño?-

(…..)

-No, no se preocupe, si quiere, puede venir, nos conoce, ve las instalaciones (como si fuese un spa…) y verá como no le hacemos nada de daño.-

-No se, es que tengo la boca fatal ¿sabe? y claro, es que me da mucho miedo…-

Y así multitud de pacientes que no se atreven siquiera a pasar por delante de ninguna clínica dental.

Pues bien,¡ se acabó!. He aquí la solución a tus miedos…

¿Alguna experiencia traumática anterior?

Normalmente, se tiene miedo al dentista porque se ha sufrido una situación de estrés anterior, una experiencia traumática, seguramente durante la infancia, que hace que tengas ese miedo al dentista.

Además, el olor, como comentaba antes, los uniformes, el instrumental, o el famoso ruido del torno o turbina son motivos para este miedo.

También entra en juego la falta o mala información de los tratamientos.

Pues bien, toma nota:

  • No acudas al dentista solo cuando te duele, acude regularmente a revisiones. Verás como no es tan ogro como lo pintan y establece cierta confianza con el/ella.
  • Cualquier duda, por muy tonta que te pueda parecer a ti, ¡pregúntasela!. Mejor recibir la información de primera mano por un profesional, a leer experiencias, o poca o mala información en el señor Google.
  • Practica algún deporte que haga que liberes estrés y ansiedad, como por ejemplo el yoga.
  • Acude a tu médico de cabecera si ves que no puedes controlar esa ansiedad para que te recete algún relajante antes de acudir a los tratamientos.

Más dudas

-¿No se me puede dormir con anestesia total?-

Esta es una pregunta habitual entre los dentofóbicos, y lo que yo recomiendo es que consultes con tu odontólogo habitual, te explicará qué tipo de anestesias se puede usar o no.

Antiguamente, seguro que lo habrás oído en la gente mayor, en concreto en las mujeres, que ir al ginecólogo era un suplicio, sinónimo de dolor y malestar, ahora piensa, ¿de verdad te pasa eso a ti con tu ginecólogo?, ¿es para tanto como has oído o te han contado?. O por el contrario ¿es más bien gente mal informada o con ciertos prejuicios?.

Que no te cuenten historias para no dormir del dentista, que duele más el dolor que soportas en una caries profunda ( que es cuando ya ha llegado al nervio y te duele a rabiar) que el pinchacito de la anestesia. Porque más daño no te va a hacer, de verdad, si acudes al dentista con dolor, ten por seguro que saldrás de allí sin ese dolor. Lo que te cuenten los demás es exagerado y nada real.

Espero haberte ayudado en quitarte, aunque sea un poco, el miedo al dentista. Ya verás como luego no es para tanto.

¿Os han contado historias para no dormir sobre dentistas? ¿Has tenido algún trauma en uno de ellos? Cuéntamelo