La forma en que se lleve a cabo la higiene dental es la clave más importante para la salud bucal y para evitar enfermedades bucodentales, que pueden ir desde las caries hasta la gingivitis y la periodontitis. Es común que muchas personas subestimen el cepillado de dientes o que esto se haga de una manera que no es la adecuada. Por eso, el farmacéutico especializado en higiene dental Francisco Luis González Pérez da los siguientes consejos para tener una buena higiene bucal.

consejos para una buena higiene bucal

Cepillarse por lo menos tres veces al día

La primera regla que se debe tener en cuenta para garantizar una buena higiene bucal es cepillarse luego de terminar cada comida. Por eso, el cepillado debe ser por lo menos tres veces al día, aunque pueden ser más en caso de añadir una cuarta comida. Esto se debe a que luego de las comidas hay restos de estas que pueden quedar en los dientes y que es muy importante eliminar para que no generen malestar o problemas en la salud de los dientes.

Cepillarse durante dos minutos

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, es muy común que las personas se cepillen los dientes como una actividad automática que no tiene demasiada importancia. Sin embargo, para que la higiene bucal sea adecuada es necesario que el cepillado sea completo. Por eso, es importante cuidar que el cepillado dure al menos dos minutos y que se haga cuidando de no dejar muelas o partes de la boca sin higienizar.

Cambiar el cepillo cada tres meses

No es recomendable mantener el mismo cepillo de dientes durante más de 3 o 4 meses. Esto se debe a que las cerdas de los cepillos se van desgastando en la medida en que estos se utilizan. Por eso, para que el cepillo siga siendo eficaz, es importante que las cerdas estén en buen estado. Te recomendamos elegir entre los múltiples productos para la higiene bucal de Farmacias Direct, donde podrás encontrar un amplio catálogo de cepillos, buscando el más adecuado para tu boca.

Elegir el mejor cepillo

De la mano de lo mencionado con anterioridad, no todos los cepillos de dientes son igual de adecuados para todas las personas. Por ejemplo, para las personas con sensibilidad dental, los cepillos de cerdas suaves pueden ser las mejores alternativas. A la vez, para las personas con reflejo de náuseas o que simplemente sienten mayor comodidad con los cepillos de cabezal pequeño, estos pueden ser buenas opciones.

Ir a revisiones

En las revisiones con el odontólogo se llevan a cabo limpiezas profundas que son muy importantes para una buena higiene y salud bucal. Además, acudir cada 6 meses a estas revisiones es muy importante para detectar cualquier problema a tiempo.

No olvidar la seda dental

Finalmente, el hilo dental es muy importante para una buena higiene bucal. El hilo dental es el que se encarga de limpiar aquellas partes entre los dientes a las que no se puede acceder fácilmente a través del cepillo. Así, se pueden eliminar restos de comida que no se hayan logrado quitar con el cepillado.