Seguro que piensas que te lavas los dientes bien, que tu higiene bucal es cuanto menos correcta y que no haces ninguna cosa mal al lavarte los dientes… ¿seguro?.

Mira que todos no nacimos sabidos como se suele decir , y que siempre se aprende algo nuevo. En el artículo de hoy, seguro que te descubro alguna cosilla que había pasado desapercibida a la hora de lavarte los dientes y que es mejor ir corrigiendo ya.

Cosas que haces mal al lavarte los dientes

1. No esperar 30 minutos después de comer para cepillarte los dientes

Hace un tiempo ya hablé sobre esto, en el post ¿Por qué hay que esperar 30 minutos para cepillarse los dientes? os explicaba la razón por la que no es bueno lavarse los dientes justo después de comer. El ph de nuestra boca está por debajo de lo normal y si nos cepillamos en ese momento, podemos dañar el esmalte de nuestros dientes debido a los ácidos que tenemos en esos momentos.

esperar 30 minutos a lavarse los dientes

2. No te cepillas después de cada comida

Admítelo, raro es el día que te cepillas 3 veces al día, seguro que una te la saltas, generalmente la del mediodía. Y si eres de los que hacen 5 comidas al día (que es lo suyo), ni te pregunto entonces cuántas veces te cepillas los dientes.

La norma es muy sencilla y clara, hay que cepillarse SIEMPRE después de cada comida (esperando los 30 minutos de los que os hablaba en el punto anterior). Y no hay más, el resto son excusas.

3. No usas hilo dental

Hilo o seda, da igual. Hay que usarlo preferiblemente en el último cepillado del día, el de por la noche. Aunque tú creas que ya tienes los dientes limpísimos, que has estado el tiempo necesario con tu cepillo super eléctrico de movimiento rotatorio plus extra magnificum, créeme, necesitas el hilo.

Haz la prueba y dime si realmente sale limpio entre todos los dientes 😉

4. Echas demasiada pasta en el cepillo

Cubrir el cepillo de pasta de dientes no es sinónimo de más limpieza. De verdad, no derroches pasta, solo necesitas el tamaño de un guisante para lavarte bien los dientes.

5. No cambias el cepillo de dientes cada 3 meses

Venga, vamos a hacer un concurso a ver cuál de vosotros tiene el mismo cepillo sin cambiarlo desde hace más tiempo.

Tres meses o si has estado enfermo, menos tiempo. El cepillo de dientes se llena de bacterias y las cerdas o filamentos se desgastan con el uso. Su vida ronda los 3 meses, después no hará la función correcta. Además, lo que decía, si habéis estado enfermos, hay que cambiar el cepillo aunque no haga los 3 meses aún.

cuidados del cepillo de dientes

6. No te cepillas la lengua

Si si, hay que cepillarla también y hay cepillos especiales aunque también puedes utilizar el mismo que el de los dientes.

Imprescindible para combatir las bacterias del mal aliento. Pregunta por los raspadores linguales si no quieres utilizar el cepillo de dientes habitual.

7. Mojas el cepillo antes de cepillarte

Esto lo hemos hecho todos, admitidlo. Mojar el cepillo, echar la pasta y volver a mojar.

Pues no debemos mojarlo y te explico por qué. Las cerdas del cepillo en realidad actúan como una escoba, si las mojamos no van a limpiar bien. Visualiza un cepillo mojado ¿qué es lo que pasa al barrer el suelo?

Exacto, lo mismo pasa con los dientes, así es que a partir de ahora, no mojes el cepillo de dientes.

8. Te cepillas solo la parte de los dientes que se ve

Claro, ¿por qué vamos a limpiar la cara interna de los dientes si no se ven no?. Un error fatal que desencadena un montón de problemas como acumulación de placa, sarro y problemas periodontales.

9. No te cepillas correctamente

Un apunte, que uses cepillo eléctrico no significa que no sea necesario hacer los movimientos normales para cepillarte los dientes. Sea eléctrico o manual, debemos realizar los movimientos correctos para eliminar la máxima suciedad que pueda haber.

Nada de movimientos como si estuvieras barriendo, el cepillo debe tener una inclinación de 45º y realizar movimientos circulares. Mira el vídeo de cómo cepillarse los dientes que hice.

Y aquí, por no añadir otro punto más, voy a incluir que no eliges un cepillo de dientes adecuado. Lo ideal es uno medio, porque si eres de los que te cepillas muy fuerte, y utilizas un cepillo duro, te puedes hacer bastante daño en las encías.


Ahora confiesa, seguro que algunas cosas haces mal al lavarte los dientes, bien por desconocimiento o bien por dejadez.

Pues toma nota, corrige lo que no hacías bien, y empecemos desde ya. Nunca es tarde para aprender.

Comparte esta infografía

cepillarse los dientes