La erupción de los dientes de leche es un proceso natural y que además, en pocas ocasiones genera molestias. ¿Qué molestias? pues depende de cada bebé pero fiebre, diarrea y babeo no son molestias de dentición.

Las molestias a las que me refiero son irritabilidad, ganas de morder todo y rara vez, alteraciones en el sueño o a la hora de comer.

Estas posibles molestias tiene unos remedios muy sencillos de los cuales ya he hablado en múltiples ocasiones.

Remedios para aliviar estas molestias:

geles para las molestias

¿Y los geles para las molestias de la dentición?

Pues hay que tener cuidado, porque hay geles para las molestias de la dentición que son muy peligrosos. Existen geles naturales que se han convertido en los sustitutos de los geles que ha prohibido la FDA ( Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), pero que ahora también os diré si son aptos o no.

¿Cuáles son peligrosos y no debemos usar en los bebés?

Los geles que contengan lidocaína y/o benzocaína. Ambos medicamentos pueden ocasionar la muerte o una afección, que aunque es poco común, es grave y es llamada metahemoglobinemia. Esta afección produce una gran disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre.

Además, es peligroso:

La homeopatía. Los geles, cremas, bolitas, jarabes o de la forma y composición que quieran ponerle no es más que azúcar con agua y alcohol. La cantidad de «plantas» que dicen aliviar las molestias de la dentición es tan ínfima que es inapreciable y por tanto de acción nula. Tranquilos, las productos homeopáticos que llevan Belladona (potente planta venenosa capaz de provocar la muerte), o China (un antiespasmódico y laxante) entre otros y que aseguran aliviar las molestias de la dentición, como ya os decía, son absurdos. Es azúcar, agua y alcohol, si si, alcohol del que emborracha y si no, mirad la composición del jarabe STODAL que lo recomiendan para la tos. De hecho os copio literalmente lo que ponen como «aviso»:

Este medicamento contiene 1,74% de etanol (alcohol), que se corresponde con una cantidad de 0,069 g por 5 ml de STODAL jarabe, lo que puede ser perjudicial para personas que padecen alcoholismo. El contenido en alcohol debe tenerse en cuenta en el caso de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, niños y grupos de alto riesgo, como pacientes con enfermedades del hígado o epilepsia.

Si la dosis que «prescriben» para adultos es de 15 ml de 3 a 5 veces al día y en niños 5 ml de 3 a 5 veces al día, poneros a hacer cuentas…

Los collares de ámbar. Muchísimo cuidado con estos collares, ya sabéis que escribí sobre ellos y sobre lo peligroso que eran. No hay evidencia científica que demuestre que el ámbar tenga propiedades analgésicas o anti-inflamatorias y por el contrario, si que se ha demostrado su peligrosidad al haber riesgo de asfixia y/o estrangulamiento.

¿ Y los geles naturales que no son homeopatía?

Pues son naturales, no son la panacea. Están compuestos de vitaminas o plantas que «alivian» el dolor como la planta de clavo.

¿Pero funcionan? porque a mi me han hablado muy bien de ellos…

¿Sabes lo que realmente funciona y por eso te hayan dicho que a sus bebés les ha calmado? El masaje que hay que darles para aplicarles estos geles naturales. El  masaje con el efecto refrescante de estos geles es lo que realmente va a aliviar las molestias de la dentición.

¿Y entonces qué podemos hacer?

Pues lo que decía al principio, ofrecerle mordedores, fríos o normales. Masajear las encías con un dedal de silicona y darle muchos abrazos y mimos. Eso es lo único que les alivia de verdad.

Como os he dicho en alguna ocasión, cuando los niños cambian los dientes de leche, no les duele. Cuando les sale las primeras muelas definitivas ( en torno a los 6 años), no os dais cuenta porque no se quejan, no hay babeo, ni fiebre, ni culito irritado.

Descubrís que tienen 4 muelas más en la consulta del dentista, o porque al cepillarle los dientes, veis que asoman unos picos nuevos en las encías.

¿Puede haber niños a los que realmente les molesta la erupción de los dientes?

Pues puede ser, pero no lo generalicemos porque no es así. Son casos puntuales y por lo general, las molestias que pueden aparecer (babeo, diarrea o fiebre) provienen de otros motivos y no por los dientes.

¿Recomiendo los geles para las molestias de la dentición?

Prefiero los mordedores fresquitos, los helados de leche materna, los mimos, los abrazos y la paciencia.

Y sobre todo, recomiendo consultar con un profesional, en este caso un odontopediatra, para cualquier problema o duda sobre los dientes de vuestros hijos y dejar de lado los bulos, creencias y falsos mitos que circulan en las redes sociales y en el boca a boca.

 

Bibliografía:

https://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ConsumerUpdatesEnEspanol/ucm403017.htm