El tema de las pastas de dientes con flúor es otro tema del que también me habéis preguntado mucho por las redes sociales.

flúor en los dientes de los niños

¿Debo darle flúor a mi hijo, ya sea en vitaminas o en forma de colutorio o pasta de dientes?

Primero, expliquemos qué es el flúor y en qué nos beneficia. Lo siento, pero siempre cae algo de teoría en los post para que tengáis los conocimientos necesarios por si os preguntan fuera, tener una buena base.

¿Qué es el flúor?

 

El flúor es un elemento natural que está presente, en cantidades muy pequeñas, en el pescado azul, en verduras como la col y espinacas, en el arroz, el trigo o las uvas. Algunas ciudades, en su agua potable, también podemos encontrar pequeñas cantidades de éste elemento.

Su función es fortalecer los dientes y los huesos.

Hasta aquí la teoría es fácil ¿verdad? no os podéis quejar, he sido buena. Ahora la práctica:

Distintas pastas de dientes para niños

Hay dos tipos de pasta de dientes para niños, las que ponen para menos de 6 años y las de más de 6 años. ¿Por qué?

Pues muy sencillo, porque el flúor como en todo, viene bien en su justa medida, si nos excedemos, podemos tener consecuencias.

¿Cuáles? pues no voy a  poner imágenes porque entiendo que no todo el mundo puede ver una boca…digamos mal, y más si son niños pequeños, así es que lo dejo en tu mano, si te pica la curiosidad o crees que no te va a afectar, puedes poner fluorosis en Google Imagenes. Te saldrán fotos de dientes teñidos y algo afectados.

Volvamos al tema, consecuencias de un exceso de ingestión de flúor por parte de los niños:

La fluorosis

La fluorosis, ocasiona  manchas blancas u opacidades del esmalte en ciertas partes del diente. Según avanza, las manchas cubren más parte del diente y aparecen manchas de color marrón, acompañadas de porosidades. ¿Nada agradable verdad?

¡Pues ojito con las pastas de dientes!

Cómo prevenirlo

Actualizado

Vigila que la pasta de dientes del peque hasta los 6-7 años (edad en la que ya saben escupir y no se tragan la pasta de dientes)  con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor ( ppm partes por millón de flúor). A partir de dicha edad, pueden usar pasta de dientes normal, y ojo que he visto por ahí de echar 1 cm-1,5 cm de pasta, ¡qué barbaridad!, ya sabéis que con el tamaño de un guisante es suficiente.

De todas formas es recomendable mirar la composición de las pastas de dientes que compramos a nuestros hijos ya que algunas veces no llevan la cantidad de flúor suficiente. Además, antes las pastas de dientes para niños de menos de 6 años debían carecer de flúor pero distintos estudios han demostrado que el riesgo fluorosis por beber agua fluorada y la pequeña ingesta de flúor ocasionada por el cepillado de dientes es nula pero si que han crecido los casos de niños pequeños con caries en dientes de leche. Es por ello que las pastas de dientes para menores de 2 años deben de llevar esos máximo de 1000 ppm de flúor y seguramente las encontréis en el mercado como las denominadas «JUNIOR» o para mayores de 6 años.

Suplementos de flúor

Si el pediatra os manda suplementos de flúor a los bebés, es algo que deberéis valorar vosotros, que os explique los motivos y los pros y contras reales, no que receten por recetar vitaminas sin avisaros de los posibles riesgos. Pero esto vale para todo, cualquier duda sobre lo que os recetan a los peques, preguntadles hasta que os quedéis convencidos de la respuesta.

Si el dentista les receta colutorios de flúor será porque ya son mayores para no tragárselo. Siempre, con prescripción médica, jamás compréis un colutorio por vuestra cuenta, mejor preguntar antes, aunque sean cosméticos.

Y hasta aquí el post de hoy, ¿habéis mirado la pasta dental de vuestros peques? ¿llevan flúor?