Quizás es algo que no te habías planteado nunca, si eres de los que lo utilizan habitualmente lo más seguro es que lo utilices después del último cepillado del día, pero hoy te voy a generar unas dudas, aunque sea durante un rato por lo menos: el hilo dental ¿antes o después del cepillado y por qué?

Porque aquí no solo te explico cómo cepillar, también intento argumentar y explicar el por qué de las cosas, de las técnicas y de las distintas herramientas que tenemos a nuestro alcance para poder tener una higiene dental perfecta.

Y ¿a qué viene esa duda ahora? ¿por qué nos planteamos ahora que el hilo dental debe utilizarse antes del cepillado y no después como lo veníamos haciendo hasta ahora?

Pues porque me encanta que penséis, que os intereséis y que cuestionéis vuestra higiene dental, allá vamos…

hilo dental ¿antes o después del cepillado?

Historia del hilo dental

El hilo dental se inventó en 1815 por un dentista llamado Levi Spear Parmly, aunque se han encontrado algunos restos de hilo dental en humanos de la prehistoria, vamos a darle el mérito a nuestro dentista de New Orleans.

Pero como todo, al ver el beneficio que ofrecía pasar un hilo por entre los dientes, fue una empresa como Johnson and Johnson quien se hizo con la patente en 1898 y empezó el proceso de fabricación para los consumidores.

El primer hilo que se empezó a fabricar era de seda, y la verdad, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Doctor Charles C. Bass cambió la seda por el nailon. Fue entonces cuando el hilo dental tomó verdadera importancia en la higiene dental.

Hoy en día, podemos encontrar distintos tipos de hilo dental tanto en las farmacias como en las grandes superficies, tan solo deberemos escoger el más apropiado para nosotros.

Distintos tipos de hilo dental

En la variedad está el gusto, y aquí, vamos a dar distintas opciones para que podamos elegir el que nos resulte más cómodo de utilizar, luego más adelante hablaremos de cómo hacerlo correctamente.

Hilo o seda dental

En este caso, es lo mismo hilo que seda dental. Es un haz de filamentos de nailon o de plástico con forma cilíndrica.

Hilo dental de nailon o multifilamentos: los hay con cera o sin cera y también podemos tenerlos con sabores.

Este hilo al estar compuesto por múltiples filamentos, a veces se deshilacha, sobretodo cuando el punto de contacto de los dientes es muy apretado, es decir, cuando los dientes están tan juntitos que apenas entra el hilo.

Hilo dental de  PTFE o monofilamento o más conocido como teflón: es de un solo filamento y también se pueden encontrar con cera o sin cera.

A diferencia del de nailon, esta variedad no se deshilacha y se desliza mejor entre los dientes.

Existe hilo dental especial de ortodoncia, pero dedicaré otro post exclusivo a esos tipos de hilos.

Cinta dental

La diferencia está en la forma, en este caso, en vez de ser cilíndrico, su forma es aplanada.

hilo dental

Con cera o son cera

Pues mira, yo recomiendo, si no eres habitual con el uso del hilo, que empieces con hilo con cera. Te va ayudar a deslizarlo más suavemente entre los dientes de manera que dañes lo menos posible a las encías.

Por contra, elimina algo menos de placa dental, ya que los que no tienen cera, arrastran mejor la suciedad, pero ya os digo, que según hayáis cogido destreza y rutina, os dará igual que tenga cera como que no, eso ya al gusto.

hilo dental ¿antes o después del cepillado?

Con sabor o sin sabor

Pues también al gusto, los hay de menta fresca que te da un toque de frescor (más aún si la pasta que utilizas es de menta).

Con flúor o sin flúor

Pues intentad que sea con flúor en la medida de lo posible, ya que de esta manera, al llegar a sitios donde la pasta no consigue llegar, dejaremos flúor en esos puntos de contacto tan problemáticos.

hilo dental

El triclosán es un potente agente antibacteriano y fungicida.

Cómo usar el hilo, seda o cinta dental

Hace un tiempo, hablando de los flossers (arcos dentales destinados a los niños o personas con movilidad reducida), os expliqué cómo usar el hilo, pero os lo vuelvo a contar aquí:

  • Coge unos 40-45 cm de hilo y enróllalo entre tus dedos anular  e índice de cada mano.
  • Deja una distancia en medio de unos 3-5 cm que será el que irás utilizando entre los dientes.
  • El hilo debe introduce en forma de zig-zag, de lo contrario, seguramente os daréis un latigazo en la encía y os sangrará.
  • No tengas miedo si se te queda enganchado el hilo, es decir, que no sale, suelta un extremo y sácalo por el otro.
  • Vete cambiando los centímetros que vayas utilizando y pásalo por entre todos los dientes. Sigue un orden, primero abajo y después arriba o viceversa.
  • El hilo dental debe pasarse una vez al día, preferiblemente en el último cepillado del día.

Ahora bien, la respuesta a la pregunta con la que hemos titulado el post:

Hilo dental ¿antes o después del cepillado?

Una vez que sabemos los distintos tipos de hilo dental existen, sabemos además cómo utilizarlo y la técnica para hacerlo de manera correcta y sin lastimarnos las encías, llega la pregunta del millón: ¿antes o después del cepillado?

Pues bien, en esta ocasión, me voy a portar bien, y os doy los argumentos de ambas opciones para que seáis vosotros, los que decidáis:

Antes del cepillado

Los que recomiendan esta opción se basan en que así es menos probable que se olvide pasar el hilo dental y de esta manera al eliminar los restos de comida y placa antes del cepillado, el flúor de la pasta de dientes y su cepillado conseguirán llegar a todos los sitios.

Después del cepillado

La técnica más habitual es hacerlo después del cepillado, de manera que eliminamos los restos que el cepillo no ha conseguido alcanzar. Además, en ese momento, tomamos consciencia de lo importante que es cepillarse correctamente y pasar el hilo después, pues veremos como sale suciedad de lugares donde parecía no haberla, creedme…

Por contra, al ser al final, puede darse que se nos olvide hacerlo…


Como todo, será tu higienista o dentista quien te recomiende hacerlo de una u otra manera dependiendo de cada caso. Consúltales si tienes dudas, están ahí para ayudarte.

Lo importante creo yo, no es hacerlo antes o después, lo importante es hacerlo siempre. Cepillarse los dientes, la lengua, pasar el hilo, los cepillos interdentales o el irrigador y usar el colutorio. Eso es lo importante, mantener la rutina y los buenos hábitos de higiene dental

Ahora que ya sabes los pros y contras de pasar el hilo dental antes o después de cepillarse, dime, ¿qué prefieres o cómo lo haces tú?

Yo en esta ocasión que ya me tocaba comprar una nueva, he cambiado la seda con cera, por la cinta con cera, flúor y menta:

hilo dental