¿Es posible? ¿Es verdad eso de que se pueden poner los implantes dentales en un solo día? ¿Todo el mundo puede beneficiarse de esta técnica? ¿En qué consiste? Como siempre, resolvamos poco a poco todas y cada una de las dudas que plantea este campo de los implantes dentales.

Implantes dentales

Bueno, llegados a este punto, sabemos de sobra qué son los implantes dentales y para qué sirven, pero dejemos un breve recordatorio de ello para los rezagados.

Los implantes dentales son pequeñas estructuras de titanio que se colocan en el hueso mandibular, ya sea superior o inferior, de manera que sustituyen la raíz del diente o muela que nos falta. De esta manera se devuelve la función masticatoria y estética de nuestros dientes.

Posteriormente, pasado el tiempo adecuado de osteointegración, podremos empezar a tomar medidas y diseñar lo que finalmente será la corona o prótesis de forma, color y tamaño similar al que teníamos.

Pero como queremos esperar lo menos posible y la medicina ha avanzado tanto, ahora es posible poner dientes en un día. Es decir, que si normalmente hay que esperar una media de 3 meses para poder empezar la 2ª fase del tratamiento de implantes, es decir, destaparlo y empezar con las medidas de las coronas, ahora con esta técnica, el mismo día que se coloca el implante, ya tendrías la corona (diente o muela) colocado.

Implantes dentales en un solo día

De acuerdo, ¿y esto cómo es posible? Bueno, es gracias a las prótesis de carga inmediata.

No hay mucho misterio ya que no se añaden cirugías ni injertos ni nada que no hubiese que poner de por sí al tratamiento habitual.

Además tiene ciertas ventajas que no tiene un tratamiento habitual de implantes.

Ventajas de la carga inmediata

implantes dentales en un solo día

Toma nota que te dejo unas cuantas:

No es necesario aparatos removibles mientras esperamos que se osteointegre el implante.

Te explico, como antes decía, cuando colocamos el implante, el hueso de la mandíbula tiene que “sujetar” ese implante y esto lo hace creciendo, regenerándose y abrazando al implante, por eso también tiene forma de tornillo con las espiras, para que el hueso se regenere alrededor y lo sujete con más firmeza.

Este procedimiento natural, dependiendo de cada paciente, de cómo sea su hueso, tarda de media 3 meses si es en la mandíbula inferior y un poco más en la arcada superior si no hemos tenido que someter al paciente a alguna elevación, regeneración o injerto de hueso. En estos casos el tiempo nos lo facilitará el cirujano.

Durante este tiempo, el paciente no quiere estar sin dientes, ya sea porque no puede masticar bien o porque estéticamente no se ve bien. Por lo tanto se suele poner una prótesis removible.

Esta prótesis suele ser molesta, se mueve, hace llagas y debe estar poniéndosela y quitándosela para limpiarla todos los días.

Nadie sabrá que llevas una prótesis.

Ten en cuenta que al poner algo fijo, nadie se dará cuenta de que es una prótesis, ya que ni se va a mover, ni tendrás que quitártela ni preocuparte por ella.

Más confianza y seguridad.

Esto es como todo, si no te tienes que preocupar por la prótesis, podrás hacer una vida completamente normal, saliendo a comer con la familia y amigos a cualquier lugar sin molestias, ni preocupaciones de que si se caerá, si te hará daño etc.

Y esto se traduce en confianza y seguridad.

En menos de 24 horas.

Y si, en menos de 24 horas podrás lucir una sonrisa envidiable, cómoda y segura gracias a la carga inmediata.

¿Todos los dentistas pueden hacer esta técnica?

No, partiendo de la base de que para poner implantes debe ser cirujano implantólogo como el doctor Alejandro Reverte y estar especializado y conocer la técnica All-On-4® por ejemplo, que consiste en colocar 4 implantes y una prótesis completa de carga inmediata en el mismo día.

Después la experiencia, el conocimiento, la técnica y los medios adecuados para poder ofrecer al paciente este tipo de tratamiento fijo desde el principio.

¿En qué casos se puede realizar esta técnica?

Pues como buen especialista, será el profesional dental el que estudie cada caso y mire las opciones del paciente a someterse a los beneficios de esta técnica.

Como siempre, el paciente debe confiar en su doctor ya que es el único que sabe qué técnica y cómo proceder es más adecuado a su caso. Siempre mirando por al fiabilidad y durabilidad del tratamiento.


Como veis, la odontología avanza y avanza para hacernos o devolvernos mejor dicho, la sonrisa perdida.

Ponte siempre en manos de profesionales, consulta todas tus dudas con ellos, no te fíes de lo que te cuenten, de lo que se rumorea, de los temores que puedas tener a ciertos tratamientos. De verdad que hoy por hoy, recuperar una bonita sonrisa está al alcance de cualquiera.