Algunas veces, los post que escribo son motivados por preguntas o consultas que me hacéis, y éste, es uno de ellos. Hasta ahora no había hablado del irrigador dental para niños, pero ¿son realmente necesarios su uso en niños?

Pues si y no. Me explico mejor así no pensáis que no me aclaro. La primera  consulta me vino a través de un comentario en un post del blog. Era de una mamá preocupada por la higiene dental de su hija de 5 añitos. Con buenos hábitos de higiene y niña muy colaboradora, la mamá preguntaba si podía usar irrigador.

La segunda consulta vino de una colaboración que hice para otro blog y que habían dejado un comentario sobre el tema. Querían saber si estaba recomendado su uso en los niños.

Si, hay irrigadores dentales para niños. Pero primero es mejor que aprendan a usar el hilo dental o el cepillo interproximal ya que, quizás, era un poco pronto para irrigadores con 5 añitos.

Ojo, que como decía, hay irrigadores para niños y de hecho, pueden motivarles a la higiene con el juego del chorrito de agua. Pero más adelante veremos cuándo se recomienda el uso de irrigador dental para niños.

irrigador dental para niños

¿Qué es un irrigador dental y para qué se utiliza?

Que yo estoy hablando del irrigador pero quizás, oye, no sepas muy bien qué es.

¿Te has fijado alguna vez en la consulta del dentista, ese aparatito que suelta agua a presión sobre tus dientes? Pues para que te hagas una idea es eso pero a modo «casero».

El irrigador dental es un aparato muy parecido al que usan los dentistas en sus consultas y que consigue limpiar y eliminar de manera eficaz y suave en aquellas zonas a las que no llegamos bien.

Es como una «Kärcher» para los dientes, por ponerte un ejemplo divertido.

El irrigador dental combina agua con un poco de presión, por eso el simil con la «Kärcher», de manera que conseguimos una limpieza perfecta.

La presión del agua consigue arrastrar la placa de tus dientes y encías y a su vez estimula las encías.

Tipos de irrigadores dentales

Tenemos un amplio abanico de posibilidades y combinaciones. Con cepillo, sin cepillo, de viaje, para niños…

Al igual que marcas y precios, aunque la más conocida es Waterpik. Sus precios varían entre 50 a más de 100 €, depende del irrigador que elijamos, con cepillo o sin cepillo y con diversos accesorios de higiene dental.

Mucho cuidado con esos irrigadores Waterpik que aparecen a menos de 20 € en una famosa página, (va lo digo: AliExpress), porque ¿sabéis el dicho aquel de nadie da duros a pesetas?, pues eso.

Desconfiad SIEMPRE de estas gangas, podéis llevaros una gran decepción.

Pero volvamos al tema que nos desviamos. Como decía, modelos hay muchos, marcas también y precios lo mismo, pero la finalidad la misma: conseguir una limpieza perfecta.

¿Cómo utilizar un irrigador dental?

El irrigador dental es un complemento de tu higiene dental, nunca sustituye al cepillado por lo que primero que debes hacer es cepillarte los dientes.

Una vez que tienes los dientes limpios y te has pasado el hilo dental, es la hora del irrigador.

El irrigador dental tiene un depósito de agua que variará su capacidad dependiendo del modelo que compremos. Con un mango anatómico y boquillas intercambiables, elige la que más se adapte a tu necesidades y apunta a tus dientes y encías.

Quizás te estés imaginando un chorro a presión impactando contra tu boca y rebotando en el cristal del baño, poniendo el baño hasta arriba de agua salpicada. ¿Te lo has imaginado verdad?

Pues te equivocas, si, lamento decirte que aunque la situación se ve divertida desde fuera, no ocurre.

La presión del irrigador es regulable, así pues puedes empezar por una presión bajita e id incrementando en función de tu habilidad en el control del chorro.

Debes usarlo durante unos 2 minutos al día, preferiblemente por la noche.

irrigador dental para niños

Irrigador dental para niños ¿son necesarios?

Pues necesario de imprescindible, yo diría que no, que pueden usarlo, si.

Otra cosa es a qué tipo de personas está aconsejado y recomendado su uso (incluido niños):

  • Pacientes de implantes y prótesis fijas.
  • Con enfermedades periodontales (gingivitis, periodontitis…)
  • Pacientes de ortodoncia ( y aquí es donde entran sobretodo los niños)

El irrigador dental consigue en pacientes con ortodoncia (mayoría niños y adolescentes, aunque cada vez más adultos toman conciencia de la importancia de tener unos dientes bien alienados), eliminar los restos de comida que se quedan entre los brackets.

Conclusiones del irrigador dental para niños

El irrigador dental para niños no es imprescindible si no es paciente de ortodoncia, pero sí que lo pueden usar.

Hay que tener en cuenta que los niños deben primero,  aprender a cepillarse correctamente, independientemente si el cepillo es manual o eléctrico. Además, deberán aprender a usar el hilo y/o cepillo interdental.

Si finalmente, no se hace al uso de estos complementos de higiene o sí, pero se quiere tener una higiene mucho más completa, se puede usar el irrigador dental.

Aviso: consulta a tu dentista si estás pensando en que tus hijos lo usen. Es el único que puede recomendarte lo mejor para la salud de sus dientes.


¿Qué opinas?, ¿conocías lo que era un irrigador dental?,¿tus hijos lo usan?,¿y tú?.