Cómo nos gusta lo «natural» últimamente, oye, que está genial. Que no digo lo contrario, no me leáis en modo irónico porque no lo estoy escribiendo así…¿o si?. El caso es que hay otra marca que se ha sumado a lo natural: Lacer Natur.

Lacer es una marca más que conocida para los que trabajamos en el sector dental. Es muy buena marca, a mi me gusta bastante y mi hijo es «adicto» a su pasta de dientes Orto Lacer por su sabor a lima.

lacer natur envase y caja y cepillo de bambú apoyado sobre envase

Es una marca que se vende en farmacia y parafarmacia y normalmente, sus productos son prescritos por un profesional porque tienen para todos los problemas que pueden aparecer en nuestra boca.

Desde pastas y geles específicos para dientes sensibles, para la gingivitis, la xerostomía, para regenerar tejidos, ortodoncia, anticaries, junior, infantil, cepillos de dientes, enjuagues…

Y ahora, suman una pasta más: Lacer Natur.

¿Qué es Lacer Natur?

Pues una pasta de dientes, o más bien, es de consistencia casi gel, a base de ingredientes de origen natural.

Ojo, la base, que como toda pasta de dientes, debe contener alguna ayudita para realmente ser eficaz y proteger de la caries y ser antiplaca.

Porque ya he hablado en varias ocasiones que las pastas de dientes naturales sin, por ejemplo, flúor, no hacen nada de nada. Por lo tanto, Lacer Natur ha tenido en cuenta esto y SI contiene flúor. De hecho contiene 1450 ppm por lo que es correcta para mayores de 2 años.

¿Cuáles son esos ingredientes de origen natural?

El envasado de las pastas de dientes, al igual que el de los alimentos, tiene su explicación: el orden de los ingredientes no es aleatorio, aparecen en orden decreciente de cantidad.

lacer natur sobre tierra

Los ingredientes de Lacer Natur son, por orden y de manera que entendáis: agua, sirope de sorbitol, fosfato dicálcico (efecto de pulido), glicerina (para combatir el sarro y la placa), hydrated silica (actúa como espesante y genera una textura agradable, además blanquea y limpia), sodium monofluorophosphate (flúor), xilitol, Xathan gum (otro espesante y que proporciona frescor), aroma, sodiem Lauroyl sarcosinate (espumante y limpiador), sodium phytate (digamos que es una ayuda al agente espumante), stevia (edulcorante), extracto de naranja amarga, de mandarina, extracto de cáscara de naranja dulce valenciana, Vitamina C, ácido cítrico, ácido láctico, citral ( proporciona aroma cítrico) y linalool (que ofrece un aroma mentolado).

Como veis, hay mucho ingrediente frutal, aromatizante y natural como el xilitol o la stevia.

No contiene gluten y esto que que pone a continuación, no me ha gustado nada:

Apto con tratamientos homeopáticos al no contener mentol.

A ver, que los tratamientos homeopáticos no son ni tratamientos porque no tratan nada. No funciona la homeopatia. Es azúcar y agua a precio de oro.

Creo que ahí han pecado de «natural» y han patinado.

Si os preguntáis qué tiene que ver el mentol con la homeopatía os lo digo yo. Según aseguran los gurús que la homeopatía, el mentol, así como la cafeína, impide la absorción del producto y pierde eficacia (¡JA!, ¿qué eficacia señores?).

En fin, dejando esa frase a un lado, lo que hace un poco más natural a esta nueva variedad de Lacer es que la caja y el envase está hecho con material 100% reciclado y eso se agradece. Todo lo que podamos mejorar siempre es bienvenido.

Ahora bien…

¿Cuál es nuestra opinión de Lacer Natur?

Me ha gustado, el sabor es muy agradable, me recuerda muchísimo al sabor de Orto Lacer (sabor lima fresca) pero un poco más suave. La textura es suave y no hace excesiva espuma y eso, particularmente, es algo que me gusta bastante.

lacer natur

Tenemos la idea de que cuanta más cantidad y más espuma hace algo, más y mejor limpia y no es así.

De hecho, hay pastas de dientes que no hacen espuma (carecen de agentes espumantes) como la que os hablé hace poco para personas sensibles y que además no tiene sabor llamada Oranurse.

¿Y al resto de la familia le ha gustado?

Pues mis hijos dijeron los dos, que huele a colonia. Es normal, con el aroma frutal que tiene, sí que es verdad que recuerda a alguna colonia fresca.

El sabor, el pequeño dice que no le sabe a nada, tiene un paladar ya curtido en esto de sabores y debe ser que se le queda corto de aroma.

La mayor dice que le sabe raro, bueno, de hecho dijo que le sabía a champú. Vaya, ni que el champú fuese su comida habitual.

El caso es que a los niños no les ha terminado de gustar, son más de sabores de tuttifruti, chicle, lima,etc y menos de este sabor «natural» que le han querido poner.

Pero como siempre digo, en la variedad está el gusto y Lacer no deja de ser una buena marca para la higiene dental. Ahora bien, el sabor es algo más personal y ahí debemos usar la que más nos guste.

¿Qué opináis? ¿Conocíais esta pasta de dientes, la habéis probado?