Pero si mi hijo no come chucherías, ¿cómo es posible que tenga caries?. Pues si, puede tener caries, porque la caries, no solo aparece por comer chucherías.

La caries es una enfermedad infecciosa multifactorial por lo cual, no solo debe darse una razón para que aparezca, es un cúmulo de factores los cuales causan que los dientecillos de los más peques (en este caso y en los adultos también) se vean afectados por la caries.

El pasado fin de semana acudí al Congreso COEM que se organizaba en Madrid y una de las charlas que más me gustó fue la del Dr. Bruno Baracco sobre nutrición y salud oral.

Además de ser una charla muy amena, fue directo y claro: el azúcar es más adictivo que la cocaína.

mi hijo no come chuches y tiene caries

Mi hijo no come chuches y tiene caries

Partiendo de la base en que hoy en día, casi todo lleva azúcar en sus ingredientes, ¿creéis que las chuches son el motivo de la caries?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda un consumo diario de 25 gramos de azúcar, ¿sabéis cuánto se consume en España?…. 115 gramos al día.

Ahora fijaos en estas imágenes de SinAzucar.org a ver si os suena algo que le estáis dando a vuestros hijos:

Mi hijo no come chuches y tiene caries Mi hijo no come chuches y tiene caries Mi hijo no come chuches y tiene caries

Los zumos, yogures, galletas, el pan bimbo, la crema de cacao…todo, contiene azúcar.

Pero ojo, hemos dicho al principio que la caries es una enfermedad infecciosa multifactorial, así es que toma nota:

  • La mala higiene oral
  • La saliva
  • La trasmisión de bacterias (por soplar la comida, compartir cubiertos, etc)
  • La genética

Como veis, no solo necesitamos un motivo, es la suma de varios, mirad:

chuches y caries

No solo podemos echar la culpa a las chuches de la caries, hay más factores, y muchos los desconocemos o mejor dicho, los pasamos por alto.

Un sándwich de pan de molde con un zumo es igual de perjudicial  para los dientes que si le dieras unas golosinas.

Un potito de frutas contiene azúcar. Un batido de chocolate contiene azúcar, un zumo envasado contiene azúcar. Los cereales del desayuno, contienen azúcar. La leche de soja, almendras, avena.. contienen azúcares añadidos.

Y podría seguir pero la gente de SinAzucar.org son más visuales y se les da mejor impactar sobre este tema.

¿Chucherías si o no?

Pues a ver, si tu hijo come chuches, como siempre, modera mucho su ingesta, y sobretodo, hay que cepillar  siempre después de cada comida, sean chucherías o sean un plato de macarrones. Siempre es siempre.

Si tu hijo no come chucherías, genial, pero vigila el resto de alimentación porque como verás, el azúcar no solo está presente en las golosinas.

¿Qué debemos hacer entonces?

Higiene dental ⇒ cepillar dientes después de cada comida con un dentrífico con la cantidad de flúor adaptada a su edad.

Revisiones con su odontopediatra ⇒ una de las funciones del odontopediatra, además de «contar los dientes» en la primera consulta, será la de hacer unas preguntas sobre la alimentación del niño. Con las respuestas, puede ir informando sobre las pautas correctas de higiene, y valorando si hay riesgo alto o bajo de caries junto con otros factores.

Limitar la trasmisión de bacterias ⇒ soplar su comida, compartir cubiertos e incluso los besos, son momentos en los cuales, compartimos bacterias. Intenta limitar estos gestos. Por cierto, yo de besos a mis hijos no me limito, las cosas como son, pero lo de soplar y compartir cubiertos, eso si.

Consumo de xylitol ⇒ el xylitol es un azúcar bueno para nuestros dientes. Y si, es mucho más caro que el azúcar de mesa, el refinado, el moreno…pero es que es mucho mejor que todos esos. Hablé del azúcar de abedul o xylitol hace tiempo por si quieres echarle un vistazo a sus propiedades.

Hoy en día, ya lo están incorporando a las pastas de dientes, caramelos (SMINT azul y verde) y ya se hacen chicles de xylitol. Además, sirve para cocinar 😉

Declinaos por una alimentación sin envasar, la conocida como comida del mercado, y menos del supermercado.

Por lo tanto y resumiendo, tu hijo puede tener caries aunque no coma golosinas.