Yo he llevado ortodoncia de niña y y hace un par de años también estuve en un tratamiento de ortodoncia durante un período corto de tiempo. Antes la ortodoncia infantil era un trauma, ahora está mucho más normalizado y poco a poco tomamos consciencia de la importancia de tener unos dientes bien alienados.

Hoy en día, casi todas las clínicas dentales disponen en su consulta de un ortodoncista, porque no solo es algo estético, la ortodoncia no solo consigue que los dientes se alineen de manera que luzca una bonita sonrisa, la ortondoncia va mucho más allá.

El apiñamiento afecta al aparato digestivo, si no se mastica bien la comida porque los dientes no están colocados de manera correcta para hacer su función, la comida no llega al estómago de la manera correcta y tiene que trabajar más.

Si no se hace una mordida correcta, podemos sufrir malformaciones en nuestra estructura ósea y un montón de problemas más.

ortodoncia infantil

Pero vayamos poco a poco explicandolo todo:

¿Qué es la ortodoncia infantil?

La ortodoncia es la especialidad que se encarga de estudiar, prevenir y corregir la posición de los dientes de manera que mejora la estética y sobre todo, la funcionalidad y morfología de la boca.

Casos más comunes

Apiñamiento

Dientes montados, sin espacio

Mordida abierta

De ésta ya os hablé algo en otro post, es cuando al cerrar la boca, tiene una gran separación entre los dientes superiores e inferiores.

Sobremordida

Es cuando los dientes superiores, tapan el exceso a los inferiores.

Ausencia congénita de dientes (agenesia)

Algunas personas tienes ausencias de algún o algunos dientes lo que provoca que el resto no esté en la posición correcta

Mordidas cruzadas

Existen dos tipos: cruzada anterior y posterior

  • Cruzada anterior: cuando los dientes superiores están por detrás de los inferiores.
  • Cruzada posterior: cuando los dientes superiores de atrás están por dentro de los inferiores.

Y por último podríamos hablar del espaciamiento entre dientes que puede estar ligado a otros problemas dentales.

 

Tipos de aparatos y tratamientos

Los tratamientos de ortodoncia se separan en dos: interceptivos y correctivos.

Los interceptivos tratan de evitar problemas mayores mientras que los correctivos, como su nombre indica, corrigen y consiguen un buen resultado.

Tratamientos interceptivos:

Son tratamientos que se inician y terminan durante la dentición temporal o mixta, es decir, cuando el niño o la niña aún no ha hecho el cambio total de los dientes.

Se suele utilizar para corregir malos hábitos como por ejemplo chuparse el dedo y del cuál ya os comenté en el post anterior.

Con un tratamiento interceptivo podríamos conseguir corregir ciertos problemas futuros en la mordida del niño.

Tratamiento correctivo:

Depende de cada paciente y de la dentición del niño, se suele empezar hacia los 10-12 años,  y suele durar entre 12 a 36 meses de duración.

Podríamos catalogarlos en 3 grupos de aparatos:

Aparatos funcionales, removibles y fijos.

Funcionales:

Son aparatos que utilizan fuerzas musculares para efectuar cambios en los dientes y en el hueso.

Removibles:

Son aparatos que como su nombre indica, se mueven, es decir, que el paciente puede quitarse y ponerse. Eso si, cuando se lo ponen va sujeto a los dientes y el ortodoncista puede modificar la presión sobre ellos para conseguir el movimiento correcto.

Fijos:

Son los únicos que pueden hacer cualquier tipo de movimiento y además de manera individual por diente si se precisa. Son los conocidos como brackets o braquets y que todos conocemos.

Luego dependiendo de cada caso y necesidad, habría distintos tipos de brackets (estéticos, autoligados, metálicos…)

Deberíamos añadir también los aparatos extraorales que crean fuerzas especiales que dirigen el crecimiento de la cara y de los maxilares.

También se suelen utilizan para mover los dientes hacia mejores posiciones o para impedir que se desplacen en posiciones incorrectas.

Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia, hablaríamos de los retenedores (fijos y removibles).

Prevención en ortodoncia infantil:

Como siempre hago hincapié en este blog, la prevención debe comenzar desde bebés, concienciando de la importancia de una buena higiene dental.

Acudir a revisiones periódicas nos ayudará a llevar un control del cambio de dentición, de los problemas de mordida y oclusión y así  en caso de ser necesario, corregirlo lo antes posible.


Como decía al principio del post, hace años, poner ortodoncia al niño era poco habitual y muy costoso. Hoy en día, reconozco que estamos más y mejor concienciados de la importancia que tiene la ortodoncia infantil y las mejoras que se han hecho, así como los avances que facilitan incluso una ortodoncia «invisible», y que son muy a tener en cuenta.

La ortodoncia infantil ha dejado de ser algo poco habitual, y no es esa sensación de que se coloca ortodoncia a todos los niños, es que cada vez más, le damos la importancia que merece.