Hace mucho tiempo que no hago mi particular abecedario dental, por eso, a pesar de haber mencionado de pasada los términos de periodoncia y endodoncia, hoy os los voy a ampliar más para que sepáis, como siempre, si alguna vez oís estos términos en la consulta del dentista.

Periodoncia y endodoncia

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia se encarga de tratar enfermedades que afectan a las encías y a los propios tejidos de soporte de las piezas dentales.

Y te habrás quedado con cara de decir: «pues muy bien ¿no?». Te lo explico de manera entendible no te preocupes.

Es la especialidad que se encarga de los problemas de las encías como la gingivitis y la periodontitis.

Esto te sonará algo más ¿verdad?.

La gingivitis es la inflamación de las encías por la acumulación de la placa. Cuando las encías se inflaman, sangran y es en ese momento cuando «somos conscientes» de que algo nos pasa.

Efectivamente, hay que evitar esta situación, ya que puede desencadenar en una periodontitis. Cuando hablamos de periodontitis, ya estamos hablando de un problema mucho más serio donde la estabilidad de nuestros dientes está en riesgo.

Mucho ojo con descuidar nuestra salud dental y no hacer caso a esas señales como el sangrado mientras nos cepillamos los dientes o al levantarnos por la mañana y encontrarnos la almohada manchada de sangre.

No, no penséis que exagero.

Por lo tanto la periodoncia para la gingivitis y la periodontitis sería la especialidad en este caso.

Pero también me he propuesto explicaros un poco más a fondo otro término que espero, no hayáis sufrido nunca. Eso significaría que acudís a revisiones de manera periódica….

Venga, levanto la mano, ya sabéis que en casa del herrero….

periodoncia y endodoncia

La endodoncia

La endodoncia es el procedimiento donde se quita la pulpa del diente en mal estado sellándolo posteriormente con gutaperchas, colocando un perno y protegiendo al diente con una corona.

Ahora en palabras para todos los públicos: una endodoncia es matar el nervio.

A pesar de que la gente cuando se refiere a este término habla de matar el nervio, hay algunos otros que se inventan la palabra. No os extrañéis si la gente lo llama ondodoncia, ya os hablé de esos términos inventados en otro post.

Pero los que trabajamos en el sector, tenemos un traductor de «palabros» y sabemos perfectamente cuando alguien necesita una ondodoncia, un emplaste o un pernio.

Pero volvamos al tema, ¿para qué sirve la endodoncia?

La endodoncia para tratar la caries es el tratamiento que se realiza in extremis a fin de poder conservar nuestro diente el máximo tiempo posible.

Los dentistas siempre son conservadores, eso significa que intentarán, a pesar de matar el nervio, conservar ese diente, que es nuestro, con nosotros. La extracción y el implante son las últimas opciones a tener en cuenta.

Como siempre, será el odontólogo el que nos dirá los pros y contras de cada tratamiento, la durabilidad del mismo y la posibilidad de valorar varias opciones.

Lo que tenemos que tener claro es que debemos evitar siempre este tipo de tratamientos. Nuestros dientes deben durarnos toda la vida, suena exagerado, pero es así.

Y no es imposible, solo hay que cuidarlos un poco, dedicarles un poco de tiempo al día. Acudir a revisiones para vigilar que no tengamos caries y si la tenemos, tratarlas desde el comienzo.

Si vemos que nos sangran las encías al cepillarnos los dientes, comentárselo a nuestro dentista. Hay solución y es mucho más económica que cuando el problema ha avanzado y los dientes empiezan a moverse.

Por supuesto es fundamental mantener una buena higiene diaria, una alimentación saludable y las revisiones dentales.

Tan simple como seguir estos pasos para tener unos dientes de larga vida y aspecto sano.

¿Conocías estos términos?, ¿quieres que hable de alguno más?.