Hace un tiempo hablé sobre los empastes de amalgama, sobre su toxicidad y sobre si era necesario cambiarlos o no. Pues bien, ampliando esa información, hoy vengo a hablaros sobre una nueva prohibición de la Unión Europea sobre los empastes de mercurio para 2018.

Empastes de mercurio prohibidos

El Consejo de la Unión Europea, ha decidido controlar la contaminación por mercurio en las aguas y aire de manera que se va a limitar su uso en el sector dental.

Por si todavía alguna clínica utilizaba el mercurio para sus empastes, a partir de 2018, estará prohibido su utilización en los siguientes casos:

  • Dientes de leche en menores de 15 años.
  • Mujeres embarazadas.
  • Mujeres en período de lactancia. 

Y a partir de 2019 su uso solo estará permitido en tratamientos dentales si está encapsulado. Además el dentista tendrá la obligación de utilizar dispositivos que impidan que el mercurio acabe contaminando el agua.

Como comentaba antes, hoy en día el uso de mercurio o amalgama para al realización de empastes es algo anecdótico ya que con los materiales de composite, muchos más estéticos, el «empaste metálico» está en el olvido y no es algo que demande el paciente.

A pesar del «miedo» que puede ocasionar esta noticia al prohibir su uso, la Organización Mundial de la Salud ha asegurado que no hay riesgo para la salud y que las personas que tengan empastes de este tipo no deben preocuparse, ya que son seguros y efectivos.

El material es contaminante para el medio ambiente si no se elimina correctamente.

¿Por qué entonces se prohíbe en esos sectores de la población?

Porque son grupos vulnerables y habiendo otro tipo de materiales, no hay necesidad de utilizar el mercurio para el tratamiento dental.

¿Debemos cambiar nuestros empastes de mercurio por los nuevos materiales?

No es necesario. Si el empaste está bien, si no hay molestias de filtrado, no se recomienda cambiarlo.

Si lo que prefieres es obtener un empaste más estético, puedes consultarlo con tu odontólogo. Ten en cuenta que eliminar un empaste anterior requiere limpiar la zona de nuevo y si ya era profundo, corremos el riesgo de llegar al nervio. En ese caso necesitaremos entonces, otro tratamiento adicional al empaste.

Como siempre, cualquier duda que tengas, te recomiendo que lo consultes con tu dentista de confianza.

Y sobre todo, no hay que temer por los empastes de mercurio, no hay estudios que demuestren que son dañinos para nuestra salud.