Utilizamos el cepillo de dientes, la pasta con flúor, el hilo o seda dental, los cepillos interdentales, el colutorio, pero…aun así, nos estamos olvidando de algo muy importante: la lengua. ¿Y que necesitamos para la lengua? pues un raspador de lengua o raspador lingual.

Un raspador de lengua es otra de las herramientas de la higiene dental que debemos tener presente. Pero seguro, que ni se te había pasado por la cabeza que la lengua se tenía que limpiar ¿verdad?.

La lengua

En la lengua se acumulan bacterias, restos de comida, células muertas y hongos.

¿De qué color tienes la lengua? , ¿con tono amarillo, blanco, quizás negro o verde-azulado.?

Seguro que estás a punto de ir al espejo a mirarte la lengua, pues tengo que decirte que las células muertas de la lengua representan entre el 80 al 95 por ciento de los casos de halitosis y que la lengua debe tener un color rosa.

¿Crees aun que no hay que limpiarla?

Cierto es que la halitosis también aparece por problemas en el estómago, las amígdalas, por enfermedades de las encías, caries etc, pero fíjate en la proporción.

Raspador de lengua o raspadores linguales

Existen algunos cepillos de dientes que por la parte trasera, tienen una superficie especial para limpiar la lengua. Incluso a «unas malas» el propio cepillo de dientes nos valdría para limpiarla, pero como no están diseñados para ello, es preferible optar por un raspador de lengua.

Tipos de raspadores de lengua

Hay distintos tipos de raspadores, o también llamados limpiadores de lengua:

  • Plástico
  • Metal
  • Otros materiales como el cobre

Raspador de lengua

Además no todos son iguales, aunque su forma es similar, las dimensiones, calidad de las superficies y el material empleado interviene en su eficacia. Los más recomendados son los de acero inoxidable ya que son más resistentes y a la hora de limpiarlos, se desinfectan hirviéndolos muy fácilmente. Los raspadores de legua de plástico hay que renovarlos más a menudo.

Raspador de lengua

Cómo utilizar el raspador de lengua
  • Saca la lengua todo lo que puedas.
  • Raspa la lengua 2 o 3 veces de atrás hacia delante. Ojo, cada raspado hay que limpiar el raspador con agua.
  • Limpiala una o dos veces al día y siempre después del cepillado.
  • Utiliza un colutorio para completar la higiene

Si eres de los que sufren náuseas, no te angusties. Hay distintos modelos, busca el que más de adapte a ti. Relaja la lengua y expulsa el aire cuando pases el raspador de lengua.

Raspador de lengua

Raspador de lengua de cobre. Recomendado Ayurveda.

Ventajas de limpiarse la lengua
  1. Elimina las bacterias de la lengua previniendo la caries. Las bacterias de la lengua pasan a los dientes formando la placa dental y la acumulación de bacterias que ocasionan caries.
  2. Previene y/o elimina el mal aliento (halitosis). Como hemos explicado antes, las células muertas de la lengua representan entre el 80 al 95 por ciento de los casos de halitosis.
  3. Mejora el sentido del gusto ya que las papilas gustativas que se encuentran en la lengua se ven beneficiadas por dicha limpieza. Les quitamos de encima todas esas bacterias, piénsalo.
  4. Reducción de enfermedades. Todas las toxinas que se quedan en nuestra lengua, acaban esparcidas por nuestro cuerpo lo que puede ocasionarnos enfermedades. Nuestro estómago también se verá beneficiado por esta limpieza de lengua.

Y ahora que conoces todos los beneficios que existen para limpiarse la lengua, dime ¿vas a comprar un raspador de lengua?. ¿Tienes alguna duda sobre este tema? Espero tus dudas.