Es que yo lo definiría así, como un aliado, un chivato en la higiene dental de nuestros hijos. Y es que el revelador de placa lo que nos chiva es dónde está el biofilm o placa bacteriana. Esa que posteriormente es la causante de la caries y demás enfermedades periodontales.

¿Conoces la diferencia entre placa y sarro?

¿Qué es el revelador de placa?

Vamos con una definición técnica y después os lo explico con un caso real, el de mis hijos que ya os anticipo que se han vuelto «adictos» a la pastillita roja.

El revelador de placa es un preparado que es capaz de teñir de rojo o azul dependiendo del modelo, la placa bacteriana que existe en y entre los dientes.

Como imaginarás, es una gran aliado para la higiene dental de los niños, ya que les «chiva» dónde deben cepillar mejor.

Y para nosotros, los padres, también es de gran ayuda ya que detectaremos si nuestros hijos se cepillan de manera correcta y dónde debemos ayudarles y revisar su cepillado.

¿Cómo se utiliza el revelador de placa?

La forma de utilizar el revelador de placa es muy sencillo. Pero ojo, es importante que el niño que lo vaya a usar sepa escupir ya que no debe tragarse el revelador.

Dependiendo de la presentación elegida del revelador de placa, su utilización va a ser la misma:

Pastillas masticables

Esta es la opción que hemos probado en casa, las pastillas de Plac-Control de Dentaid.

revelador de placa

Tienen que masticar un comprimido hasta que se disuelva. Después, la saliva que se ha producido, hacerla circular por la boca durante un minuto aproximadamente. Y finalmente deben realizar 3  ó 4 enjuagues con agua y descubrir ante el espejo, las zonas rojas-fucsias que se han coloreado en los dientes.

Ojo, estas pastillas colorean también la lengua y las encías, por lo que se recomienda su uso en el último cepillado del día. De todas formas, es una tinción temporal que desaparece al poco tiempo.

Pastillas masticables de dos tonos.

Estas son las mismas pastillas de antes, pero de otra marca  (Oral- B) y que se diferencia además que tiñen de color azul la placa más antigua y de color rojo-lila la más reciente.

Gel

El gel se supera y nos indica en tres tonos la presencia de biofilm en los dientes:

Rojo-rosáceo: para biofilm reciente.

Azul-violeta: para placa madura ( más de 48 horas en la boca).

Azul claro para la placa más ácida donde deberemos hacer mayor hincapié ya que ahí se determina el riesgo de caries.

Este tipo de formato está destinado más a uso profesional y se aplica con una esponja o un palito aplicador.

Líquido

Quizás es uno de los más cómodos para utilizar en casa ya que solo hay que depositar 2 o 3 gotas del producto sobre la lengua y al igual que con las pastillas, hacer circular la saliva por todos los dientes durante un minuto y enjuagar después.

Al igual que las pastillas, hay dos tipos distintos los cuales son capaces de teñir la placa más antigua de azul y la más reciente de rojoo de un solo color sin diferenciar el tiempo que lleva la placa en los dientes.

Líquido visible con lámpara de fotopolimerizar

En este caso solo se utiliza en consulta por la necesidad de utilizar una lámpara de fotopolimerizar para revelar los restos de placa.

Si te preguntas qué es esa lámpara de fotopolimerizar, es esa lamparita que te ponen con luz azul cuando te están haciendo un empaste o un blanqueamiento dental y que no debe mirarse su luz porque daña la retina por eso siempre llevan como una pantalla de color naranja.

Enjuague

Este enjuague también es de uso doméstico. Se debe realizar un enjuague con 10 ml durante 30 segundos. Se usa antes del cepillado y al igual que el resto de reveladores, tiñe la placa dental haciéndola visible para eliminarla mejor.

Modo de empleo

Durante la primera semana debe utilizarse el revelador cada noche para conocer dónde se acumula la placa.

A partir de la segunda y tercera semana con utilizarlo cada 2- 3 días sería suficiente.

Después de este tiempo, se aconseja hacerlo una o dos veces a la semana.

 

Nuestra experiencia

En casa hemos probado las pastillas masticables de un solo color. Aunque al principio mis hijos fueron reticentes a tomarse o probar algo nuevo, ya os decía antes que les ha encantado el «juego» y debo estar detrás de ellos para que no la utilicen en cada cepillado.

revelador de placa

Si os digo la verdad, me ha sorprendido gratamente el resultado. Aunque siempre se cepillan después de las comidas, no dejan de ser niños de 9 y 12 años y su limpieza dental no es de 10. Por lo que descubrir que el color rojo no era tan exagerado como imaginaba ha sido una satisfacción.

Como os contaba, masticaron la pastilla y la saliva la hicieron circular por los dientes para después enjuagarse 3-4 veces.

Les hizo bastante gracia verse la boca roja. Mi hija decía que era como comerse un Dipper pero de color rojo.

Mirad las imágenes:

revelador de placa

revelador de placa

Les enseñé dónde debían cepillarse mejor. Dónde se les acumulaba más placa y la importancia de conseguir cada vez, menos color rojo en los dientes. Ya os digo que ahora siempre preguntan en cada cepillado si pueden hacer lo de la «pastillita roja».

Objetivo de los reveladores de placa
  • Saber si nos cepillamos o si se cepillan correctamente los dientes.
  • Prevención de enfermedades periodontales.
  • Motivación para los más peques. Ya os digo por experiencia propia que puede ser un juego para ellos. Además les motivará a conseguir una higiene dental más óptima.

Os animo a que hagáis la prueba en casa. Los reveladores de placa no son caros entre 4 a 10 €, y descubriréis que lo que parece una boca limpia, a veces, tiene mucho que mejorar.

¿Conocías la existencia de estos «chivatos» de placa dental?, ¿os animáis a probarlo?