Estos días ha circulado por los grupos de Whatsapp de padres el siguiente bulo sobre el Dipper con distintas versiones:

«Ojo!! Hay una chuche nueva que se llama Dipper. Es azul y también la hay rosa, pero la que está de moda es la azul. Bueno pues tenemos una alerta sanitaria sobre ella porque destruye el esmalte dental y causa unas caries brutales a toda velocidad. Que no la coman tus niños!! Y avisa a las demás mamis del cole»

«Hola!! Me ha mandado esto una amiga: Acabo de venir del dentista. Nos ha comentado que hay una chuche azul que está haciendo estragos en los dientes. Se llama dipper y debe de estar súper de moda. Nos ha dicho que destruye el esmalte y provoca unas caries terribles, que en 30 años de carrera no había visto nada igual. Avisad a vuestros hijos!!!».

O quizás este otro mensaje:

bulo dipper

Bueno, pues es un bulo, no hay ninguna alerta sanitaria y el Dipper no contiene ácido.

El Colegio de Odontólogos de Navarra no tiene constancia de ninguna alerta sanitaria, el Colegio de Odontólogos de Madrid no tiene noticias de ninguna alerta y el Ministerio de Sanidad confirma que no han recibido tampoco ninguna alerta.

Además confirman que la golosina Dipper ha pasado los controles oportunos para su consumo por la población.

Ahora bien, ¿por qué este bulo?

Porque no deja de ser azúcar. Pero como ya he dicho días atrás, da igual que se llame Dipper, Sugus, gominolas, que cantimploras o golosinas varias.

Ingredientes del Dipper:

Jarabe de glucosa, azúcar; acidulante: ácido cítrico, maltodextrinas, grasa de palma; Humectante: glicerina; Espesante: goma arábiga; Emulgente: E471, lecitina de girasol, aromas ; Colorantes: colorantes, E133

Todas, absolutamente todas las golosinas que consumen nuestros hijos o nosotros, están hechas de azúcar y de ahí que haya un poco de lío en cuanto al desmentido del bulo y a la realidad del efecto del Dipper.

El primer bulo que se propagó fue por whatsapp y decía que la golosina tenía ácido. Podéis ver más arriba una imagen de las distintas versiones del bulo que corrió por las redes sociales.

Según el Diario de Navarra, esto fue desmentido por el colegio de odontólogos de Navarra.

Efectivamente la golosina ha pasado los controles sanitarios, lo único que como cualquier golosina, los azúcares que tiene, que son muy elevados, hacen que las bacterias naturales de nuestra boca se vuelvan ácidas destruyendo el esmalte de los dientes.

Además, al ser un pinta-lenguas, los niños no se cepillan después de comer está golosina porque es «muy divertido» verse la boca azul.

No sólo pinta la lengua, mis hijos que lo han probado han acabado con dientes y labios azules.

Pero volvemos a lo mismo, ahora porque ha saltado el Dipper, y nunca está de más, hacer saber a la gente la cantidad de azúcar que consumen nuestros hijos o nosotros mismos con estas chucherías.

Pero como decía, también están el resto de golosinas que los niños comen, o la cantidad de bebidas carbonatadas que beben.

Hay que ser conscientes de ello pero saber difundir la información con cabeza:

¿El Dipper tiene un ácido que destroza los dientes?

No, es falso.

¿El Dipper, al igual que el resto de chucherías y refrescos, es perjudicial para los dientes y resto del organismo?

Si, es perjudicial.

¿Qué podemos hacer entonces?

Tener una buena higiene dental, sobre todo haciendo especial hincapié después de la ingesta de estos productos.

  • Revisiones con tu dentista
  • No creerse todo lo que circula por internet. No propagues bulos. Informate primero qué hay o no de verdad en esa información que te llega en cadena por Whastapp o Facebook.
  • Y si, yo no les dejo a mis hijos comer apenas chucherías, y si lo hacen saben que después, deben cepillarse los dientes muy bien.

Además, hace días en mi Twitter avisé que el Dipper tiene mucho azúcar,que la moda del pinta-lenguas podía incrementar la caries pero desmentí el bulo del ácido de la golosina. El ácido lo generamos nosotros, no viene añadido en el Dipper.

¿Te ha llegado el bulo de alguna manera?

¿Sabías qué era el Dipper?